lunes, 10 de abril de 2017

Homosexualidad y pederastia griega

Homosexualidad y Pederastia griega:
Capítulo 1.- Origen y causas
Capítulo 2.- El cortejo pederástico
Capítulo 3.-  La pederastia militar
Capítulo 4.- La homosexualidad femenina

Por fin, después de más de tres años de existencia de este blog, nos proponemos adentrarnos en el estudio de un fenómeno tan popular y debatido como es el de la Homosexualidad y la Pederastia griega.


La causa de no haber tocado antes este tema es la enorme cantidad de información existente sobre él en internet, por lo que el reto al que nos enfrentamos esta vez es algo diferente, no se trata de buscar información sobre un tema poco conocido, sino más bien al contrario, ante la avalancha de información, pretendemos presentar la información de manera ordenada, clara y concisa, huyendo de todo tipo de mitos y falsedades históricas.

Por todo ello, hemos decidido coger como hilo de referencia la obra de Juan Eslava Galán, "Amor y sexo en la Antigua Grecia", ya que la genial pluma de este autor es el claro ejemplo de como se puede explicar la historia de manera amena y divulgativa, con el máximo rigor científico, aportando al mismo tiempo innumerables datos y testimonios sobre los hechos narrados.

Por otro lado, no podemos dejar de recomendar el blog de Leopold Estapé donde se puede profundizar en cualquier aspecto relativo a la homosexualidad en la historia.

Por lo que a lo largo de diferentes entradas iremos desengranando el fenómeno de la pederastia griega y el concepto de homosexualidad, intentando resolver algunas de las preguntas habituales que el público no especializado suele plantearse: ¿Eran todos los griegos homosexuales? ¿Qué concepto tenían sobre la homosexualidad? ¿Qué es exactamente la pederastia griega? ¿es verdad que había sexo entre un adulto y un menor?

¿Qué es la pederastia griega?

Pero empecemos por lo más básico ¿Qué es la pederastia griega? Era un tipo de relación institucional, dónde un joven adolescente (ἐρώμενος, erómenos, "amado") era instruido en ciertos valores morales, cívicos y militares por un hombre adulto (ἐραστής, erastés, "amante") hasta la transformación de este adolescente en un ciudadano y soldado ejemplar.

Este tipo de relación, de claro carácter aristocrático, era una relación libre y abierta, estando regida por una serie de derechos y obligaciones que ambas partes debían de asumir. Además desde fechas muy tempranas los griegos consideraron esta pederastia como un elemento esencial en su cultura y en la formación de los futuros ciudadanos de las polis griegas.

Y aunque, también se ha debatido, y mucho, sobre si este tipo de relaciones conllevaba algún tipo de práctica sexual, parece una necedad negar una realidad, que aunque chocante a nuestros ojos contemporáneos, se dio a todas luces, por lo que se puede afirmar, sin ningún tipo de rubor, que esta institución incluía relaciones sexuales entre un joven y un adulto.



¿Pero entonces eran todos los griegos bisexuales?

No. Primero de todo porque las normas morales pueden variar enormemente de un período a otro, y más en un caso como la Grecia clásica, donde cada polis era una ciudad-estado independiente, por lo que las normas sociales e instituciones podían ser muy diferentes de una ciudad a otra.

Por otro lado, aunque la pederastia fue una institución bastante generalizada en muchas ciudades griegas fue un fenómeno evidentemente aristocrático, por lo que muchos plebeyos se mofaban abiertamente de este tipo de relaciones, incluso podían acarrear cierta estigmación social, ya que el deber de todo ciudadano era casarse y aportar hijos a la polis. Aunque es sabido que fueron aceptadas relaciones homosexuales entre adultos surgidas de antiguas relaciones pederastas.

Más repercusión tenían las relaciones de carácter homoerótico entre personas adultas libres si se daban fuera de este marco de la "pederastia aristocrática" (libertos, plebeyos, mujeres), ya que sus infractores solían ser expulsados a la marginalidad o a la prostitución.

Por último, apuntar dentro de todas estas generalidades, que el concepto de homosexualidad era completamente diferente al nuestro, ya que como pasa en muchas sociedades guerreras este concepto está más vinculado al binomio activo (dominación) / pasivo (sumisión).

Por lo que no suponía ningún problema moral mantener relaciones homosexuales con otro hombre siempre que el ciudadano mantuviese un papel activo, de dominación. Los hombres activos no perdían ni un ápice de su virilidad o masculinidad. Por contra, los pasivos si que eran motivo de burla, principalmente porque bajo su concepto misógino de la sociedad el ser pasivo signficaba ser usado como una mujer.

Aunque si incluso en la época más represiva del cristianismo ha habido homosexuales, nos podemos imaginar que en la Antigüedad donde existió una mayor libertad en cuestiones relativas a la moral sexual y donde ciertas formas de homosexualidad fueron aceptadas abiertamente, el número de hombres bisexuales y homosexuales tuvo que ser muy amplio. Buena muestra de ello son los numerosos personajes afeminados que pueblan las comedias griegas y la larga lista de apelativos con la que se denominaba a los homosexuales pasivos: culo anchos, culo cisterna, inspector de traseros, ...

Pero antes de seguir sumergiéndonos en espinosos debates sobre la homosexualidad y la pederastia griega nos gustaría iniciar este viaje, deteniéndonos en dos puntos que nos ayudarán a entender por qué nació esta institución y porqué nos ha costado tanto asumir una realidad tan evidente...



La historia frente al "vicio griego"

Aunque, hoy en día, todo el mundo asume con cierta normalidad la bisexualidad abierta de la cultura griega clásica, éste no ha sido un camino sencillo, ya que hasta llegar a este punto, se tuvo que superar las reticencias e incluso la negación de esta realidad por parte de sus mayores investigadores.

Y es que estos investigadores, aunque grandes amantes de la cultura griega, eran presos de sus propios condicionantes morales, negándose a dar por cierta una realidad bastante evidente para cualquiera que se adentrase en el estudio de la civilización griega, ya que se encontraban una y otra vez con muy diversas pruebas y testimonios sobre la evidente homosexualidad, o bisexualidad, de sus queridos griegos.

Por lo que una vez superada esta negación inicial buscaron justificar de algún modo este comportamiento, en un primer momento se tildó este “vicio griego” como una costumbre traída por algún pueblo bárbaro, por lo que las primeras hipótesis apuntaron al pueblo dorio como el introductor de la pederastia en tierras helenas, que conquistaron allá por el año 1200 a.C. El pueblo dorio se asentó en la mayor parte del Peloponeso así como en sus principales islas, por lo que no dudaron en denominar a este tipo de relaciones homoeróticos como “amor dorio”.

Parejas pederastas en un simposio, Tumba de Paestum, Italia.

Este dato vendría refrendado por “Las leyes” de Platón quien nos cuenta que la pederastia institucional fue una costumbre doria que pasó de Creta al resto de Grecia.  A esto hay que sumar la ausencia de cualquier referencia directa a prácticas pederasta en los poemas homéricos, por lo que se supone que siendo Homero jónico, la introducción de esta costumbre  fue posterior a su obra.

Aunque una vez aceptado este primer paso, no dudaron en tildar esta costumbre como algo residual, dándose sólo en ciertas regiones o en pequeños círculos aristocráticos. Para justificar este ‘pecado’ no dudaron en tergiversar pruebas y testimonios e interpretar las tan conocidas escenas de cortejo pederástico de las cerámicas áticas como inocentes discusiones de caza o aquellas más explícitas como escenas de luchas.
Sólo a partir de los años 50 y 60 del siglo XX la comunidad científica empezó aceptar sin excusas una realidad tan evidente como era la pederastia griega, asumiendo que fue una costumbre ampliamente extendida por toda Grecia, incluso antes de la llegada de los Dorios, y que incluso a partir del siglo VI a.C este tipo de relaciones se llegó a institucionalizar como un instrumento de formación ciudadana y militar.

Por lo que si tenemos que reseñar un libro clave para el estudio de este fenómeno tendremos que esperar a la publicación !en 1978! de la obra de K.J. Dover "Homosexualidad griega", un libro que a pesar de las pruebas irrefutables que mostraba levantó una gran polémica entre la comunidad científica, siendo vetado en numerosas bibliotecas y provocando airadas protestas en la misma Grecia.


¿Por qué de la pederastia griega?

- Rito Iniciático:

Algunos investigadores han intentado explicar esta costumbre desde el punto de vista antropológico, comparando la pederastia griega con algunos ritos iniciáticos que aún se dan en ciertas sociedades actuales de rasgos primitivos y que hundiría sus raíces en antiguas tradiciones chamanísticas neolíticas, donde el adolescente para culminar su paso a la edad adulta debe pasar un tiempo separado del resto de la tribu, siendo tutelado durante este tránsito por un adulto.

Así por ejemplo, en Creta se simulaba  un ritual de rapto, donde el adulto (erastés) retenía al adolescente (erómenos) durante un plazo de dos meses para después devolverlo a sus familias, cargado con regalos, un equipo militar que simboliza su paso a la edad adulta y un buey, que es sacrificado para que el joven realice un banquete con su familias y amigos.

Estatuilla de bronce cretense.
Un ejemplo de esta práctica nos lo ofrece el historiador Éforo que narra como un hombre llamado Philetor (el que hace amigos) se llevó a un chico a la montaña, donde pasaron varios meses cazando y celebrando banquetes. Esta unión fue tan satisfactoria que el joven decidió cambiar su nombre de Kleinos (el glorioso) por el de Parastates (camarada de lucha) y una vez superado el período de convivencia proclamó públicamente su deseo de seguir manteniendo una relación de intimidad con su erastés.

Algunos hallazgos arqueológicos encontrados en Creta han venido a contrastar estas hipótesis, ya que algunos objetos de bronce hallados en un santuario dedicado al "pastor Hermes" y a la diosa Afrodita en Agia Triada (Messara, Creta) se han interpretado como manifestaciones de estos posibles rituales arcaicos pederastas minoicos.

Estos hallazgos consisten en una serie de estatuillas de bronce donde se representan a jóvenes de época minoica, pudiendo destacar una estatuilla expuesta en el Museo del Louvre y fechada entre los siglo VIII-VII a.C. Esta estatuilla representa a una pareja de hombres, donde el hombre de edad más madura, con barba y arco, acerca al joven hacia él agarrándolo del brazo; el muchacho con el cabello largo y suelto, porta un animal para el sacrificio, y destaca por mostrar sus genitales.

- Regulación Población

Los propios griegos se preguntaron sobre el origen de esta costumbre; ya vimos como Platón señalaba a los dorios como los responsables de introducir esta costumbre. Aristóteles apunta hacia la isla de Creta, donde se llevó a cabo esta práctica como medida para regular la población de la isla, donde la producción de recursos era limitada, ya que con esta práctica retrasaban la edad de matrimonio hasta los 30 años.

Esta edad tan tardía de matrimonio provocaba que cuando los hijos llegaban a la adolescencia, el padre era demasiado mayor para enseñarle el uso de lar armas, por lo que esa función recaía en su erastés.


- Función pedagógica

Parece claro que el motivo principal de este tipo de relaciones era su función pedagógica, ya que incluso los propios historiadores griegos señalaban este aspecto como la justificación para llevar a cabo este tipo de relaciones.

Escena de cortejo pederasta
Vasija de figuras negras
siglo IV a.C.
Esto venía motivado por la singular configuración social de la Grecia arcaica, basada en unos ideales aristocráticos y misóginos, que harán de la pederastia griega "la forma más perfecta y más bella de educación" (Jenofonte).

En una sociedad fuertemente jerarquizada, la aristocracia utilizará este elemento educativo elitista como un medio de distinción del resto de grupos sociales. Es decir, este tipo de educación estaba dirigida por y para la nobleza, plasmando los ideales de una aristocracia guerrera bajo el concepto de la "areté", un término ambiguo y de difícil traducción que implicaba un conjunto de cualidades cívicas, morales e intelectuales.

Esta transmisión de valores aristocráticos sólo se podía dar de manera unipersonal entre un maestro y un discípulo, el propio Platón defendía que el vínculo que se establecía entre erastés y erómenos era "una comunión mucho más estrecha" que la existente entre padres e hijos. Y es que la familia no jugaba ningún papel en la educación de sus jóvenes: por un lado, tenemos a la figura de la madre que en una sociedad tan machista como la griega su papel quedaba reducido a la mera crianza del hijo en su etapa infantil. Por otro lado, tenemos al padre ocupado en sus asuntos públicos y sus negocios, y como ya dijimos anteriormente demasiado mayor para ejercitar a su hijo en el ejercicio de las armas.

Por lo que la educación del adolescente recaía a manos de un hombre adulto ajeno a la familia, que le servía de modelo y guía para su tránsito a la vida adulta a través de una relación de carácter amatorio.

- Función Militar

Dentro de esta educación griega, el entrenamiento militar jugaba un papel fundamental, especialmente porque las ciudades griegas no contaban con ejércitos regulares sino que eran sus propios ciudadanos los que formaban los ejércitos cuando la ocasión lo requería.

Por lo que parece claro que la pederastia griega tuvo una clara funcionalidad militar, ya que su razón de ser era formar a los jóvenes en el arte de la guerra, el erastés era el encargado de enseñar a su erómeno las principales virtudes y habilidades guerreras.

Esta tradición parece que se inició en sociedades muy centralizadas y con un fuerte componente militar, como fueron la sociedad cretense y espartana, aunque pronto, y debido a su éxito fue imitado por otras ciudades griegas como Corintio y Tebas, aunque cada una con sus peculiaridades y características propias, que irán evolucionando a lo largo del tiempo.

Como estudiaremos en posteriores post, los jóvenes pasaban la mayor parte de su vida dentro de un ambiente castrense, viviendo en camaradería junto con otros hombres y sin apenas contacto con mujeres, hecho que ayudaría a entender el establecimiento de relaciones homoeróticas entre compañeros.

- Ideal belleza

Todo ello llevo a los propios griegos a justificar este tipo de relaciones dotándolas de ciertos valores ideológicos, donde se entremezclan valores médicos, espirituales y estéticos, ya que para los griegos el ideal de belleza venía representado por la juventud de sus jóvenes, además el pensamiento misógino de la cultura griega excluía a las mujeres de esta definición de perfección, por lo que el tipo de relación amorosa ideal sería entre dos hombres libres, un alumno y un maestro.

Todo parece indicar que dentro de esta relación se incluía sexo explícito, ya que con la eyaculación del semen en el interior del ano, se transferían atributos masculinos y viriles al joven, aunque como veremos en la próxima entrada también ha existido una cierta polémica sobre si había o no sexo explícito entre erastés y erómenos.



Amante y amado besándose
Tondo en un kílix ático, del s. 5 a. C. Museo del Louvre.


En el próximo capítulo, El cortejo pederástico, nos adentraremos en los aspectos más formales de este tipo de relaciones, explicando en qué consistían, qué edades comprendía, cuanto duraban, el tipo de relación sexual que se daba, por lo que estad atentos a nuestro blog...

¡Os esperamos!





Bibliografía

Brioso Sánchez, M.; La pederastia en la novela griega antigua , Excerpta philologica: Revista de filología griega y latina de la Universidad de Cádiz, Nº 9, 1999, págs. 7-50.

Redondo Moyano, E.; La imagen de la sexualidad en la novela griega antigua, Minerva: Revista de filología clásica, Nº 16, 2002-2003, págs. 53-76.



http://www.temporamagazine.com/pederastia-y-educacion-en-la-grecia-arcaica/

 http://www.network54.com/Forum/248068/thread/1338283354/Ancient+heritage+of+Mighty+HELLAS!!!


1 comentario:

  1. En la esfera de lo privado seguramente la rígidez de activo-erastés (adulto) Pasivo-erómenos (menor o de clase más baja), seguramente no siempre funcionaba así, y había más versatilidad de lo que se supone. Así lo creen autores como Boswell o JK Dover.
    Las representaciones anteriores al la época clásica tambien lo muestra. Patroclo era el adulto y Aquiles el más joven. Claro un héroe no podía ser penetrado por alguien de una clase social más baja. Eso lo podemos volver a ver con la supuesta relación entre César y Nicomedes.

    ResponderEliminar